jueves, 27 de febrero de 2014

Diferencias entre la cirugía estética plástica y la cirugía plástica reconstructiva

Image from Wikiedia
La principal diferencia entre la cirugía estética y la cirugía reconstructiva es que la primera se basa en mejorar la apariencia física de la persona, en hacerla más bella de lo que es corrigiendo cosas que no le gustan de su propia persona, mientras que la cirugía reconstructiva busca, además de curar, corregir defectos provocados por accidentes, lesiones o enfermedades.

Mientras que en una se busca mejorar, en la otra se espera al menos permanecer como se estaba. Las dos, sin embargo, buscan que la persona se sienta a gusto consigo misma, algo muy importante cuando en muchas ocasiones esta es la principal causa de complejos o malos estados de ánimo.

La cirugía estética no es en sí un procedimiento esencial o urgente para el organismo, aunque sí lo puede ser para la persona que tiene la necesidad de mejorar su aspecto físico, mientras que la cirugía reconstructiva sí lo es.

La cirugía estética tiene mucha mayor demanda que la reconstructiva, y sin embargo si hay alguna cirugía subvencionada es la reconstructiva. De los procedimientos quirúrgicos para mejorar la estética de la persona realizados en el año 2008 en el Reino Unido, por poner un ejemplo, el más popular fue el implante mamario o agrandamiento de mamas.

Aunque muchos relacionen el implante mamario con la cirugía estética, y de hecho en la mayoría de los casos se hace por eso, también puede ser cirugía reconstructiva cuando se trata de casos como un cáncer de pecho, anormalidades que afectan al tamaño y forma del seno o un cambio de sexo. Dentro del campo de la cirugía estética es el más popular junto con la rinoplastia y liposucción.


Para poder hacer una operación quirúrgica, es necesario que un doctor especialista en cirugía plástica haga las pruebas físicas necesarias para detectar el estado salud del paciente o la paciente, pero en muchos casos se requiere también hacer pruebas psicológicas y tener la completa seguridad de que la persona quiere seguir con la operación y lo hace por su propia voluntad. Hay que tener en cuenta que toda operación conlleva un riesgo y además sus resultados son para toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario